You are using an outdated browser

In order to deliver the greatest experience to our visitors we use cutting edge web development techniques that require a modern browser. To view this page please use Google Chrome, Mozilla Firefox or Internet Explorer 11 or greater

¿Sabías que...?

In Focus es la denominación que recibe el programa didáctico que se genera con cada nueva exposición de la sala 105. Para complementar la muestra Andy Warhol: Sombras, In Focus indaga en algunas de las características del trabajo de Andy Warhol, como su particular empleo de los colores, objetos e iconos de la cultura popular norteamericana o el uso habitual de la técnica de la serigrafía. Por último, puede experimentar con la luz y el color de la instalación audiovisual creada específicamente para este In Focus.

Si visita el espacio didáctico de la exposición Andy Warhol: Sombras podrá experimentar con la luz y el color.

Andy Warhol fue uno de los impulsores del arte pop en EE. UU. en los años sesenta. Los artistas pop solían utilizar iconografía tomada de la cultura popular. Andy Warhol se apropió de imágenes comerciales, como la de una conocida marca de sopa; de emblemas icónicos, como el signo del dólar; de retratos de famosas, como el de la actriz Marilyn Monroe (cuyo rostro puede verse actualmente en otra obra en la sala 303); y de representaciones de objetos o sucesos con funestas connotaciones, como la silla eléctrica o los accidentes de tráfico, y los convirtió en el tema principal de muchas de sus obras.

Gran parte de la obra de Warhol es figurativa, pero en su producción también está presente la abstracción, con la que experimentó en series realizadas entre 1977 y 1983, como Sombras, Huevo (Egg), Hilo (Yarn) y Oxidación (Oxidation). Sombras documenta claramente sus investigaciones en torno a la luz y a las sombras creadas por diferentes objetos. En la obra también puede apreciarse un tratamiento pictórico manual que convierte cada lienzo en único, a pesar de que, a primera vista, todos parezcan iguales.

La obra de Warhol supuso un desafío a la noción existente de originalidad en el arte al reproducir de manera mecánica y repetitiva (a través de la serigrafía) imágenes de objetos comerciales cotidianos y presentarlas en el contexto de un espacio destinado a la contemplación de obras de arte, como la galería o el museo.

Andy Warhol y sus ayudantes llamaron al estudio donde trabajaban en Nueva York “The Factory”, aludiendo a la gran cantidad y diversidad de obras que allí se produjeron. Warhol trabajó en una gran variedad de medios artísticos, como la pintura, la fotografía, la serigrafía, el cine, la moda, la televisión, el vídeo y la música. Es posible que las fotografías empleadas para las serigrafías de Sombras fueran tomadas en la Factory.

Por lo general, Warhol empleaba en su obra colores densos y brillantes, como los tonos rojos, negros, amarillos, blancos, azules, verdes y púrpura de las Sombras. La manera en que cada persona percibe el color depende directamente de su cerebro. Los millones de células que se hallan en el fondo del ojo (fundamentalmente conos y bastoncillos) son responsables de depurar la luz y de transformarla en impulsos eléctricos que se envían al cerebro a través del nervio óptico. Los conos, situados en el área central de la retina, en una zona denominada fóvea, distinguen tres colores principalmente: el rojo, el azul y el verde. La función del cerebro es hacer que la percepción del color sea un hecho consciente. A Warhol le fascinaba la influencia del color para introducir datos o mensajes codificados, siguiendo las teorías del psicólogo del color estadounidense e historiador del arte Faber Birren (1900–1988).

Galería

Uso de cookies

En esta página, utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies